La salud en año nuevo

Ya comenzó el año 2017 y estamos nuevamente reencontrándonos en esta bitácora personal que dedico a hablar sobre temas de salud. Es un placer compartir con ustedes, mis lectores, sobre estos tópicos que nos interesan a todos y todas las personas. La salud es lo primero, ¿no les parece? En el post de hoy quisiera comentarles sobre la salud en los primeros días del año. Me refiero a esta etapa del calendario específicamente, porque no es un secreto para nadie que durante el fin de año normalmente rompemos todas las dietas planificadas ante las incesantes comidas que tenemos, tanto en casa, como en restaurantes o en casa de amigos o familiares.

¿Cuáles son los platos preferidos del fin de año? Pues el pavo relleno en primerísimo lugar. Este plato, si bien es exquisito, engorda una barbaridad, ya que se cocina con mucha grasa y tiene una carga calórica muy alta. Por otro lado, a muchas personas les gusta cerrar el año con pescado o cerdo, casi nunca pollo. En mi opinión todas las carnes son beneficiosas, el tema está en cómo lo elaboramos para comer junto a nuestros colegas, familiares, pareja y amigos. Reconozcámoslo, casi siempre nos gusta más la carne con grasa, con mucha salsa, con aderezos de todo tipo… ¿Sí o no? Seamos sinceros. Estos platillos son los favoritos de muchos. Pero antes de volver a comer estos platillos debemos pensar en nuestra salud. Además de subir de peso, que es el signo más visible en nuestro cuerpo, podemos tener otros problemas como diabetes, hipertensión arterial, entre otras lesiones.
Para el año nuevo, 2016, les propongo hacer un reconocimiento de nuestras debilidades con la dieta. Por ejemplo, debemos suprimir o disminuir las salsas con grasas, así como los embutidos y las comidas fritas. Cada uno de estos platillos es dañino. Por otro lado, seguramente se preguntará qué debe comer. Les comento que la prioridad de una buena dieta son las frutas y los vegetales en primer lugar. Luego debemos reforzar la presencia de carnes bajas de grasa, así como la proteína vegetal.
Para el desayuno es ideal tomar un vaso de leche, así como abundantes frutas de estación. Además, se puede consumir jugo, en dependencia del gusto de las personas. Algunas personas prefieren los huevos revueltos, en tanto otros prefieren los embutidos como es el caso del jamón o el chorizo. Estos últimos con medida, recuerden. La dieta es equilibrio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *