Los niños y el autismo impuesto

Aunque muchos padres se nieguen a creerlo el autismo impuesto cobra cada día más víctimas en los infantes. En esta era tecnológica, las computadoras y los tablets, resulta una escapatoria fácil para que los críos se queden tranquilos un rato, pero cuidado con hacer de esto una rutina prolongada.

La tecnología es parte de la vida diaria pero un abuso de ella puede ocasionar aislamiento, así como poco desarrollo en las habilidades sociales y comunicativas que necesitan los niños según van creciendo.

Estos pueden ser los principales síntomas de un niño que empieza a desarrollar este tipo de autismo.

Está claro que no todos los niños tiene que ser líderes grupales, ni aumentar la comunicación o el lenguaje por días, pero hay que tener cuidado con los infantes que comienzan a preferir estar solos frente a la máquina que con los amigos.

Tampoco hay que olvidar que el juego entre ellos desarrolla otras habilidades que no ofrece la tecnología.

Aunque no se trata de prohibir sino de controlar, está claro que ser padres, trabajadores, parejas son todos frentes que roban mucho tiempo pero lo mejor es tomarse el tiempo para desarrollar conscientemente habilidades en cada frente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *