Empresas de la industria colaboran a favor de la cura del cáncer

Hace poco supe que una empresa que fabrica depósito de inercia se había involucrado en la lucha contra el cáncer. Eso me alegró mucho porque todas las ayudas son bienvenidas cuando se trata de eliminar esta enfermedad que tanto daño nos ha hecho como especie. Por supuesto que la noticia les dio mucha visibilidad a los gestores de esta empresa. Y es que hasta el momento muchas personas no sabían qué era un depósito de inercia.

Cualquiera podía pensar que se trataba de un viejo concepto de física que habían estudiado de niños y ya no recuerdan. Pero un depósito de inercia, aunque parezca una especie de tanque donde se guarda la energía es, en efecto, algo así. Claro que es un poco más complejo, solo que me cuesta trabajo explicarlo.

El propósito de los depósitos de inercia es almacenar energía para luego poder utilizarla nuevamente. Una de las funciones de esta energía es, por ejemplo, el calentamiento del agua que usamos en la casa. Estos equipos son muy útiles y lo mejor es que son muy económicos. Un depósito de inercia permite que la energía se utilice para varias funciones lo cual constituye un ahorro de combustible y también de dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *