Algunas de las peores enfermedades

Una de las peores enfermedades que ha padecido la Humanidad en las últimas décadas es el sida o síndrome de inmunodeficiencia adquirida. Dicha enfermedad tuvo su boom a partir de los años 80’, cuando los especialistas del mundo de la medicina comenzaron a impartir conferencias en las que hablaban de nuevos comportamientos de determinadas enfermedades que aparecían conjuntamente en el cuerpo de los enfermos.

Fue precisamente el Dr. Michael Gottlieb, radicado en la ciudad norteamericana de San Francisco, quien llevó a cabo las primeras investigaciones para determinar qué pasaba realmente en el cuerpo de los pacientes. Estas investigaciones fueron expuestas en diversos centros de investigaciones y conferencias a lo largo del mundo. Es así como otros investigadores también comenzaron una carrera por descubrir la cura del sida, sin que aun hoy, en pleno siglo XXI se tenga alguna respuesta certera. Hasta el momento solo se tiene conocimiento de algunas vacunas antirretrovirales que ayudan a mejorar la calidad de vida de los enfermos, pero no los cura de su dolencia. Se trata de tratamientos paliativos, no curativos. Esa es la triste realidad que vivimos hoy. Por eso es que cada año los gobiernos invierten dinero en campañas de prevención, con las cuales pretenden sensibilizar a las poblaciones vulnerables, para que se protejan de esta enfermedad mortal. Hasta el momento solo previene contra la enfermedad el empleo responsable del condón, aditamento que para nada afecta el acto sexual. Se trata de un invento humano que ha salvado la vida de millones de personas a lo largo de los últimos años, ya que muchos ciudadanos han tomado conciencia y lo emplean como método anticonceptivo y como barrera contra las enfermedades de transmisión sexual.
No obstante, la cifra de infectados por el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida) continúa en ascenso porque existen malas prácticas sexuales entre las poblaciones de riesgo. Además, los gobiernos no implementan políticas públicas que los apoyen en este sentido. Se sabe, por las estadísticas, que las poblaciones de enfermos de síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida) se encuentran concentradas en América Latina y África, por ser las regiones más afectadas por la desigualdad social.
La también llamada peste rosa, por provocar manchas de este color en el cuerpo de los infectados, ha asolado a poblaciones enteras en determinadas zonas de África. El síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida) también ha traído consigo una carga muy fuerte de prejuicios de las personas que afirman que es solo de homosexuales hombres, y no es así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *